CON NutrIMSSSE PROMUEVENHÁBITOS SALUDABLES PARA PREVENIR ENFERMEDADES CRÓNICAS

Con el objetivo de cambiar a un estilo de vida saludable, perder peso y estabilizar los niveles de glucosa e insulina en el organismo, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) creó una estrategia para los derechohabientes con sobrepeso u obesidad que tienen riesgo de padecimientos crónicos como diabetes e hipertensión, o que yapadecen estas enfermedades.
A través de las sesiones educativas NutrIMSS “Aprendiendo a comer bien”, los pacientes que son enviados por el médico familiar reciben un taller,con duración aproximada de dos horas,que se fundamenta en tres pilares: alimentación correcta, consumo de agua simple potable y práctica de actividad física.
En el marco del Día del Personal Nutricionista Dietista, que se celebra el 16 de junio, María Nayeli Acosta Gutiérrez, Supervisora de Proyectos de Nutrición de la Coordinación de Atención Integral a la Salud de Primer Nivel del IMSS, destacó que en 2017 se otorgó este taller a 219 mil derechohabientes y se formaron 14 mil 532 grupos depacientes, que fueron atendidos por 434 nutricionistas en 285 servicios de Nutrición distribuidos en Unidades de Medicina Familiar de todo el país.
Estas sesiones, explicó, se imparten una vez por semana en unidades médicas del Seguro Social,con la intención de que los pacientes participen de manera activa mientras aprenden diversos temas de alimentación saludable yopciones de actividad física;conocen su estado de nutrición al identificar si tienen sobrepeso u obesidad, reconociendo los factores por los que tienen dicho exceso de peso, así como los daños a la salud que puede ocasionar.
Mencionó que una consulta individual con el personal de Nutrición dura en promedio de 15 a 20 minutos. En ese tiempo es complicado otorgar la información para iniciar una dieta saludable, modificar hábitos de alimentación, conocer a detalle el Plato del Bien Comer y aprender a calcular porciones; por ello, la sesión NutrIMSS se realiza previa a la consulta.
Agregó que el Seguro Social cuenta con la “Cartera de alimentación correcta y actividad física”,que se entrega en este taller, una guía para que el paciente aprenda a comer bien y practique actividad física. Contiene recomendaciones y opciones de menús.
Marcel Camacho Pérez, nutricionista dietista y encargada de la estrategia en la Unidad de Medicina Familiar número 2 “Sor Juana”, en la Ciudad de México, afirmó que se ha observado que los pacientes que acuden a las sesiones tienen un mayor apego al plan de alimentación saludable, debido a que tienen mejores herramientas y comprensión de lo que se necesita para modificar hábitos.
Destacó que entre las recomendaciones que se dan en la sesión educativa, está la deconocer y combinar los grupos de alimentos que integran el Plato del Bien Comer: verduras, frutas, cereales, leguminosas y alimentos de origen animal; realizar ejercicio; tomar dos litros de agua al día; disminuir el consumo de sal, evitar comidas capeadas, fritas y empanizadas. Durante la sesión aprenden el diseño de menús de acuerdo con el presupuesto y preferencia de cada persona.
Enrique Pavón López es una persona que vive con hipertensión, tiene enfermedad cardiaca y un exceso de peso de más de 40 kilos, y aunque se declara “adicto al pan”,dijo que la sesión NutrIMSS le da la oportunidad de cambiar sus hábitos alimenticiosy mejorar su calidad de vida.
“Agradezco a la institución por darnos estas herramientas, para poder tomar en cuenta que el beneficio es para uno, siempre pensando en que tenemos una familia. En mi caso soy cabeza y tengo que responder, tengo que sobrevivir de una manera sana, quiero llegar a la vejez sano, quiero morir con dignidad y no de una enfermedad terminal”, añadió.