En la Sierra Costa exigen una señal de que el gobierno del estado de Michoacán y el gobierno federal tienen disposición de abonar a la paz y la seguridad

COMUNICADO DE SANTA MARÍA OSTULA Y COMUNITARIOS DE LA COSTA
A la sociedad mexicana
Al Gobierno del estado de Michoacán
Al Gobierno Federal
Los grupos de autodefensa y policías comunitarias de la sierra costa de Michoacán, de las comunidades de Santa María Ostula, Pómaro, San Juan Huitzontla y Aquila y los grupos de autodefensa de la sierra costa de Michoacán, informamos que como parte de las movilizaciones emprendidas para defender nuestra seguridad comunitaria, exigir el cese de la represión y desmantelamiento de las bandas criminales, mantendremos tomadas las presidencias municipales de los municipios de Coahuayana, Chinicuila y Aquila, así mismo mantendremos el bloqueo instalado sobre la carretera federal 200 hasta que se alcancen acuerdos para el cumplimiento de nuestro pliego petitorio.
Lo decimos claro, no está en negociación nuestra seguridad comunitaria pues son los muertos en nuestros municipios, los que fueron asesinados y desaparecidos, las mujeres violadas, las familias extorsionadas y destruidas, las miles de personas en la región que fueron desplazadas por la violencia criminal, las comunidades que fueron despojadas de sus tierras sagradas, minerales y maderas preciosas en peligro de extinción los que hablan por nuestra determinación irrenunciable de que la muerte y violencia no regrese a nuestros municipios y comunidades, no lo podemos negociar porque sería resignarnos a ver morir a nuestras familias, a ver la muerte tan cotidiana que nos acostumbremos a ella, a hacer del miedo la única certeza, a perder la esperanza de que la oscuridad termine.
La detención y permanente hostigamiento a nuestras policías comunitarias y grupos de autodefensa por parte de la Marina Armada, del Ejército Mexicano, la Policía Federal y la Policía Michoacán altera la paz de la región y es para nuestras familias equiparable con el también permanente asecho de las bandas de la delincuencia organizada por penetrar a nuestra región e implementar el terror y la venganza contra quienes de forma organizada nos decidimos por ejercer la vida y no el miedo y la muerte en que nos tenían sometidos.
A pesar de las numerosas denuncias que hemos hecho de la presencia y reorganización de los lideres templaros el Tena, el Tuco, Chuy Playas, Federico González (Lico) y Mario Álvarez López, al oriente de nuestro municipio, las fuerzas de seguridad del gobierno se han dedicado mas a perseguir y criminalizar a los policías comunitarios y autodefensas, que en detenerlos o buscarlos siquiera, favoreciendo su rearticulación y queriendo mermar la capacidad de nuestros cuerpos de de seguridad para garantizar la integridad de la población.

Exigimos una señal de que el gobierno del estado de Michoacán y el gobierno federal tienen disposición de abonar a la paz y la seguridad y no por el contrario abonar a que los templaros regresen y se apoderen de la vida de todos nosotros, exigimos:
1. Que sean canceladas las posibles órdenes de aprehensión existentes en contra del comandante Germán Ramírez y todos los policías comunitarios y grupos de autodefensas de los municipios de Aquila, Chinicuila y Coahuayana, así como la libertad inmediata del policía comunitario Aristóteles Flores Chávez.
2. La desmilitarización de la región costa sierra, y sean castigados los militares asesinos del niño Hidelberto Reyes García, muerto por el Ejército Mexicano el 19 de julio de 2015, en los terrenos comunales de Santa María Ostula
3. Que sean aprehendidos los líderes Templarios el Tena, El Tuco, Chuy Playas, Federico González (El Lico) y Mario Alvarez Lopez (El Chacal) y sea desmantelada la estructura económica y política que los sostienen
4. Respeto y garantías para el funcionamiento de las policías comunitarias y autodefensas de los municipios de Aquila, Chinicuila y Coahuayana y cese el hostigamiento por parte de cuerpos policiales o militares, asi como la imposición de elementos que no son de nuestra confianza
5. Que se detenga definitivamente la implementación del Mando Único Policiaco en los municipios de la sierra- costa de Michoacán.
6. La presentación con vida de los 6 desaparecidos de la comunidad de Santa María Ostula y sean castigados los culpables de los 34 asesinatos que se han dado por la defensa de la tierra.
7. Pleno respeto al territorio de las comunidades indígenas de la región y sean canceladas las concesiones mineras que se han otorgado sin el consentimiento de las comunidades.
Atentamente
A 10 de noviembre de 2016
Comunidad Indígena de Santa María Ostula
Comunidad Indígena de Pómaro
Comunidad Indígena de San Juan Huizontla, municipio de Chinicuila
Consejo Ciudadano de Seguridad de Coahuayana
Autodefensas del municipio de Aquila

No hay comentarios.: