PLAN DN-III-E, PARA CUANDO LO PRINCIPAL ES SUPERAR LA EMERGENCIA

En el año de 1966 el desbordamiento del Río Pánuco, ocasionó graves daños a los estados de Veracruz y Tamaulipas.  Entonces, a falta de un organismo que acudiera de inmediato al auxilio de los habitantes de las zonas afectadas, por  instrucciones del Gobierno Federal, la Secretaria de la Defensa Nacional instituyó el plan DN-III que tiene por fin garantizar la oportuna asistencia a poblaciones afectadas por siniestros.

En la actualidad y en esta región la Guarnición Militar de la Plaza y el 82o. Batallón de Infantería cuentan con la infraestructura suficiente para hacer frente a cualquier evento que se presente en los seis municipios de su responsabilidad.

Aquí, en las instalaciones de la Sedena se explicó que toda la zona costera de Michoacán es susceptible de sufrir afectaciones por los fenómenos hidrometeorológicos, siendo Lázaro Cárdenas, Aquila y Coahuayana los municipios que presentan más posibilidades de ser afectados pero también están al pendiente de las eventualidades que ocurran en Arteaga, Tumbiscatío y Chinicuila.

“Lo principal es superar la emergencia” puntualizó el Coronel de Infantería Eduardo  Guerrero  Valenzuela, Comandante del 82 Batallón de infantería, luego de presentar la forma en cómo se organiza una fuerza de reacción para aplicar el plan DN-III en caso de una emergencia, dejando claro que en la actual temporada de lluvias, aunque han pasado seis fenómenos meteorológicos por esta parte del país, hasta ahora no se ha aplicado dicho plan en ninguno de los municipios de su jurisdicción.

No hay comentarios.: