EMOTIVA DESPEDIDA AL CRONISTA DE LA CIUDAD Y PIONERO DEL PERIODISMO EN LÁZARO CÁRDENAS


 Congregando a cerca de un millar de personas se llevó a cabo la misa de cuerpo presente para dar el último adios al hijo, padre, hermano, familiar, amigo, compañero, periodista y cronista de la ciudad que fue Daniel Vargas Rivera para quien se pidió al altísimo su descanso eterno.

El padre Serafín Elizarrarás, Párroco de la Catedral de Cristo Rey al oficiar la misa en la que se dio despedida a los restos mortales de Vargas Rivera reconfortó y fortaleció con palabras bíblicas a su esposa Yolanda Ambriz y a sus hijos Rigel, Daniel, Shanti Emmanuel y Jeriel Vargas Ambriz.

El párroco comentó que Daniel Vargas fue un hombre de paz, de respeto y de servicio; amoroso con su familia y sus amigos;  dirigiéndose a los  periodistas les pidió ser solidarios como compañeros llamándoles a seguir la noble profesión que es necesaria para informar el acontecer diario.

Al finalizar la ceremonia religiosa en la que hizo presencia Armando Palomino Domínguez, Director de Atención a Medios del Interior del Estado, en representación del gobernador Fausto Vallejo Figueroa, la hija de Daniel Vargas,  Rigel, agradeció la solidaridad de quienes les acompañaron y con fortaleza dijo que van a estar bien porque vienen de buena madera “Somos Vargas, somos Ambriz, donde quiera que él esté nos va a dar fuerza, muchas gracias, mi papá está feliz por haber estado acompañado, vamos a seguir y va la siguiente edición”.

Guiado por sus amigos, familiares y colegas el féretro fue encaminado hacia la puerta de la catedral y ahí con la frase “La verdad para mí es muy difícil” el periodista Carlos Casillas al atender la petición de la señora Yolanda Ambriz, expresó unas palabras de despedida al Cronista de Lázaro Cárdenas y al periodista con más de 40 años de labor.

Casillas Bedolla recordó la trayectoria del comunicador comentando que con él se formó una generación que a fuerza del trabajo y la convivencia nos convertimos en una segunda familia y diciendo que fueron los hijos de los periodistas el indicador de que pasaron los años mencionó: “son ellos el indicador de que somos gente de provecho, gente de bien  y eso debe ser la principal satisfacción para mí y para nosotros”.
 
Y concluyó la despedida diciendo: “Amigos, desde un principio, estamos aquí llorando su muerte pero, una muerte que deberían tener todas las gentes que dedican su vida a hacer que se dedican a servir a la comunidad, una muerte en paz, una muerte en familia; eso es la recompensa Daniel tú paso por esta vida no fue en vano, deja un legado, deja una historia y deja muchas cosas por superar,  hermano, nos vemos”. 

(Por: Otilia Medellín y Salvador Garcia con fotos de Jorge Luis Ostria Vera)

No hay comentarios.: