El Presidente Calderón anuncia una disminución del 75 por ciento en el ajuste del precio del diesel

Por determinación del Presidente Felipe Calderón, a partir del 1 de febrero de 2009 el desliz del precio del diesel se reducirá de cinco centavos semanales a cinco centavos mensuales. Esto significa una reducción de 75 por ciento en el ritmo de crecimiento del precio del diesel.
Con esta medida, el Gobierno Federal continúa apoyando a los sectores productivos de nuestro país y refuerza la lucha contra la inflación.

Hay que destacar que desde 2006 y hasta el día de hoy existe una brecha entre los precios del diesel en los Estados Unidos de Norteamérica y en nuestro país. Por esta razón y con el propósito de cerrar esta diferencia de precios, se había venido aplicando un desliz acelerado de aproximadamente 20 centavos mensuales, con ajustes de cinco centavos semanales. Con este anuncio, conforme a los escenarios de precios futuros y considerando la disminución anunciada en el ajuste del precio del diesel en México, éste es hoy y previsiblemente seguirá siendo menor al precio en los Estados Unidos durante 2009.

Los pescadores y los agricultores seguirán recibiendo apoyos que implican un precio menor en dos pesos al precio vigente en México.

Por otro lado, en el caso de que las circunstancias de precios internacionales impliquen que se genere un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) positivo, los contribuyentes lo podrán acreditar, en los términos que establece la Ley de Ingresos de la Federación para este año, contra el ISR propio o retenido.
Lo anterior implica que los aumentos que actualmente se dan al precio del diesel no afectan a los productores formales, ya que pueden acreditar el IEPS en los términos señalados por la Ley. Para estos productores, el estímulo contemplado en la Ley de Ingresos de la Federación para 2009 implica que el precio del diesel se encuentra anclado con el precio internacional.

La medida beneficiará a todos los sectores que utilizan diesel y apoyará adicionalmente la reducción en los niveles de inflación que se comienzan a observar.

Como resultado de esta medida, los ingresos públicos estimados en la Ley de Ingresos de la Federación para 2009 disminuirán en cerca de 10,000 millones de pesos. Para cubrir esta disminución, el Gobierno Federal ahondará su política de austeridad y eficiencia en el gasto público, particularmente en gasto administrativo y de servicios personales, garantizando que los recursos destinados a labores de seguridad, inversión en infraestructura, desarrollo social y aquellas que apuntalan un adecuado ejercicio del gasto público no se vean afectadas.

Fuente: Dirección de Información. Secretaría de Hacienda y Crédito Público, (SHCP).

No hay comentarios.: