*Grupo México enseñó el cobre

Grupo México y su presidente Germán Larrea Mota mienten nuevamente. La empresa anunció que retira el apoyo económico a las viudas o familiares de los 65 mineros muertos en la explosión de la mina de carbón número 8, Unidad Pasta de Conchos, proporcionado desde hace 62 semanas y señala que no es obligatorio. Como no va a ser obligatorio, si Grupo México cometió homicidio industrial equiparable al homicidio calificado como doloso tipificado en el código penal mexicano contra 65 mineros, denunció el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Similares de la República Mexicana.

Apenas la semana anterior la empresa se adornaba con una serie de mentiras y un gran cinismo en un desplegado periodístico subrayando que “sin precedente en México, la empresa aportó más de un millón y medio de pesos a cada familia que incluyen entre otros, $750,000 pesos en efectivo, becas escolares hasta el nivel profesional para sus hijos, arreglo de casas, ayuda de un equivalente de salario triple diario al mes, miles de horas de tanatólogos, psicólogos y trabajadores sociales, talleres, y muchas otras actividades ”, falsos manipuladores y cínicos

Lo anterior se desprende de un comunicado del Nacional Minero donde se advierte que desde el 27 de febrero de 2006 hanb exigido a la empresa que indemnizara, "en los hechos y no de palabra, a todos los trabajadores de la mina 8, sindicalizados o no, con las prestaciones del Contrato Colectivo de Trabajo, que pagaran, por lo menos el doble de lo ofrecido por la empresa, es decir millón y medio, independientemente de la indemnización que les correspondería por 30 años de labores, que es el promedio de vida activa de un minero, más todas las prestaciones de ley, así como el otorgamiento de una vivienda propia y digna y un fideicomiso que garantice la educación superior de cada uno de los hijos de los mineros fallecidos"

Exigimos que no quede en la impunidad el asesinato de los trabajadores mineros que, por negligencia de una compañía sin escrúpulos solo vigiló sus intereses económicos y, provocó esta tragedia solapada por autoridades laborales del gobierno foxista, convirtiéndose en cómplices.

Demandamos que se castigue con todo el peso de la ley a los verdaderamente responsables de este acto criminal y no solamente a los chivos expiatorios.

El Sindicato Nacional de Mineros exige que se les cumpla a los familiares, porque una vez conocida la sentencia de los jueces de consigna, que liberan de toda responsabilidad a Industrial Minera México valorando la vida de nuestros compañeros, en unos cuantos pesos, la empresa esta literalmente enseñando el cobre y su verdadera cara.

Grupo México y su presidente Germán Larrea Mota, es una empresa sin ética ni responsabilidad social, que han mostrado absoluto desprecio por la vida de sus trabajadores, que son responsables directos de la muerte de los mineros, de dejar en el desamparo a 65 familias y pretenden abandonar bajo los escombros 63 cuerpos bajo toneladas de carbón, porque realmente no ha hecho nada para rescatarlos.